Un día en Colonia: entre faroles y calles empedradas

Colonia del Sacramento es uno de esos lugares a los que volvería una y mil veces. Aquí todo se puede hacer despacio, sin prisas; recorrer sus calles empedradas entre muros y viejos edificios proporciona una sensación de calma única y contrarresta el estrés que nos ocasiona la ajetreada vida urbana a la que nos hemos acostumbrado. Por eso y mucho más, Colonia es ideal para una escapada.
En otro país (precisamente en Uruguay), pero a sólo 75 minutos de la ciudad de Buenos Aires, encontraremos el sosiego en un lugar con riqueza histórica. Una vieja ciudad casi amurallada, con callejones empedrados y faroles amarillos




Este post resulta de una escapada que hice un domingo de abril con amigas. Una tentadora promoción de Buquebus - empresa naviera encargada en 'cruzar el charco' - y ganas de pasar el día con buena compañía...





















Para llegar a la ciudad vieja desde el puerto, sólo hay que caminar unas 4 cuadras...  hasta llegar a una gran puerta en la muralla, la Puerta de Campo. Sólo tendrás que cruzar un puente de madera tendido sobre una fosa para adentrarse en esta zona que hace que retrocedamos en el tiempo. calles adoquinadas, casas bajas con muros de piedra, algunas de ellas con colores, faroles y enredaderas florecidas.














Pero les cuento que nosotras tomamos el camino inverso. Aprovechamos el voucher de Buquebus que incluía el uso indefinido del bus turístico y comenzamos nuestro paseo por los sitios más alejados. Es así que decidimos recorrer la zona de la Plaza de Toros,  una construcción de 1910 de estilo morisco, hoy en estado de ruina. Esta es la única plaza de toros del sur de Latinoamérica, y ha quedado como un legado del paso de los españoles por estas tierras.
Hasta hace unos años estaba permitido el acceso del turista, hoy ya no, y se la ve un tanto abandonada, con malezas y carteles que indican el peligro de derrumbe. De todos modos, vale la pena hacerse una escapada para observarla, ya sea en bus, en moto o en bicicleta.








Frente a este increíble monumento histórico, el Museo del Ferrocarril. El costo de la entrada era ínfimo, por lo que nos animamos a echar un vistazo y caminar por los antiquísimos vagones.




















A pocas cuadras de aquí, la costanera... un hermoso lugar a orillas del Río de la Plata. Y ahí, no podían faltar las fotos!














Tiempo de volver a tomar el bus turístico y regresar para la zona urbana.



Antes de adentrarnos en las mágicas callecitas del casco histórico, hicimos parada en la Feria Artesanal. Allí, se pueden conseguir cuadros, souveniers, tamboriles, tejidos, mates, y todo tipo de objetos típicos charrúas. Todo, a precios amigables.



















A pocos metros del predio, sobre la Rambla Cristobal Colón, el estadio de fútbol Alberto Suppici tras un extenso paredón que sirve de murales. Y ahí, obviamente... fotos!









Camino al casco histórico, disfrutamos a paso lento del ambiente urbano de la tranquila Colonia.












De recorrida por la calle principal, donde abundan las tiendas de ropa y los restaurantes, pasamos por Túnel del Ayer, una curiosa propuesta en donde tomarse una foto con un vestimenta de antaño, es la diversión. Yo me animé a esta experiencia hace unos 7 años, y resultó una foto como esta:



 Y más murales en las calles de Colonia...






Después de tanto 'patear' (claro está que, gustosamente..) llegamos al centro histórico de la ciudad; e hicimos nuestra entrada triunfal detrás de la Iglesia Matriz, la parroquia más antigua de Uruguay. Y luego, a recorrer sus empedradas calles.























Frente a la gran muralla, Bocadesanto, una coqueta casa antigua donde cocinan las más sabrosas hamburguesas gourmet de la ciudad.





















A la hora del postre, pegadito a Bocadesanto la famosa heladería artesanal El Cali. Ricos sabores, variedad y buen precio.







Ya con la energía renovada, nos adentramos a disfrutar del paisaje urbano del siglo XVII. Desde aquí caminamos unos metros hasta llegar a una enorme plaza arbolada con viejas casonas.








Por aquí, se encuentra la emblemática calle de los Suspiros que nos lleva a la orilla del río. Les cuento que cada vez que visité Colonia escuché una leyenda diferente... Una teoría habla de que antiguamente este callejón era punto de encuentro entre marineros y prostitutas. Otra versión, más dramática, cuenta que los condenados a muerte eran llevados por este callejón para luego ahogarlos en el río. En fin... historias...
























Más allá de las historias que giran a su alrededor no se puede negar que esta mágica, angosta y desnivelada calle con sus antiguas casas de vivos colores, pareciera transportarnos en el tiempo.








La mejor forma de recorrer el barrio antiguo de Colonia, es perdiéndose sin apuro entre las callecitas cargadas de historia. Hay detalles para disfrutar a cada paso, mezclados entre casa de arte y negocios de antigüedades.

























En la ciudad vieja encontrarás tiendas de recuerdos y antiguas casas de piedra donde los artistas locales exponen sus creaciones. También, restaurantes y pequeños bares que prometen despertar los sentidos.























Si querés tener una visión desde las alturas de Colonia del Sacramento, deberás subir los 118 escalones que llevan hasta lo más alto del Faro,  construido sobre las ruinas del Convento de San Francisco Javier. A pesar de que el acceso es un poco complicado por la estrechez de la escalera y la concentración de turistas, el faro merece la pena visitarlo.











Desde arriba se distinguen las casas bajas, algunas con techos metálicos y otras con las tejas originales cubiertas de verde y flores; siempre con el fondo del Río de la Plata. ¿Una recomendación? Subir a la hora del atardecer ..


















Va cayendo el sol y hay que regresar al puerto. Lo ideal es quedarse en colonia a pasar la noche y disfrutar de la magia nocturna de la ciudad. Pero había que regresar... y un recorrido fugaz por el casco histórico (que por estas horas estaba casi desierto..) no viene mal...






















~ lugares que inspiran ~




Para tener en cuenta >>
1. Colonia del Sacramento es un lugar para escapar de la rutina diaria y relajarse. He sabido de algunos viajeros que Colonia los ha decepcionado. Es cierto que no cuenta con la riqueza patrimonial de otras ciudades coloniales de latinoamérica, pero tiene un encanto especial. Entonces, sólo elige este destino si sos amante slow travel,y de los sitios con espíritu histórico.

2. Si eliges hacer el paseo en el día, opta por el buque rápido. El ticket cuesta unos pesos más, pero ganarás al menos 4 horas de recorrido por la ciudad. NO al Eladia Isabel.

3. Mucha gente viene a pasar el día a Colonia, pero sin dudas lo mejor es quedarse al menos una noche, para poder disfrutar de la bajada del sol desde el muelle del puerto, y apreciar el casco histórico iluminado únicamente por los faroles, creando un ambiente especial y mágico.
Una opción puede ser alojarse en Charco, un hotel estratégicamente ubicado para que el visitante tome contacto íntimo con las tradiciones coloniales.



4. Si estás en  búsqueda de souveniers o de objetos handcraft, trata de adquirirlos en la Feria Artesanal. Los mismos productos, a menor precio.

5. ¿Pesos uruguayos? ¿Dólares? NO !! Con tus pesos argentinos va a estar muy bien. Tengan en cuenta el tipo de cambio, ya que cada vendedor lo ajusta de manera independiente. 

6. Si la idea es visitar algún museo de la ciudad, hacerlo antes de las 16 horas. Estos sitios cierran sus puertas temprano.





¿Y vos? ¿Ya has visitado Colonia? Si tienes algún tip para recomendar... 

Sil.

4 comentarios

  1. Pintado de forma inigualable con tus palabras!! Una experiencia hermosa que tuve el placer de compartir!! Que decir... El post, genial. La compañía, increíble. El viaje, soñado. Ganas de repetir, muchísimas!! Las adoro amigas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chechu: Sabemos que una buena experiencia depende casi íntegramente de la compañía, y la tuya fue maravillosa!!! Aquí están los resutados... un domingo formidable! Elijamos nuestro proximo destino :)

      Eliminar
  2. Hermosa nota, qué ganas de ir a Colonia me dieron!...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariano !!!!! Colonia siempre es atractiva :) Saludos,

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.
© Buena Vida
Maira Gall