Masticar 2014: mi experiencia

No podía dejar de contar en un post mi visita a Masticar 2014, un evento que amo y que cada año disfruto más y más. Logré entrar al predio el sábado, luego de esquivar la enorme cola - casi 2 cuadras- gracias a la compra anticipada de los tickets.
Mi experiencia anterior, hizo que no dudara en hacerlo ;)




Mi fiel compañero de comilonas -y de la vida- y yo comenzamos el recorrido por Boca de Lobo, la propuesta gastronómica de la simpática y talentosa Narda Lepes. Allí nos esperaba el "Choclo que lo parió", un bocado supremo.















Ya con la primera degustación hecha, salimos a recorrer Masticar











Y nos topamos con Farinelli, un restaurante de cocina deli y casera donde nos tentamos con los "Chips de remolacha con queso de cabra"; y resultó ser un snack sano y delicioso.




Pasar por La Crocantería de EAT y no pedir un par de "Mini fritatta de ricota" con alguna variedad de toping, fue un pecado. Quedará pendiente la degustación en Masticar 2015. Lo glorioso fue observar cómo los habilidosos chefs preparan cada una de las fritattas.  




Enseguida nos topamos con un Donato de Santis dispuesto a las selfies ante el asedio de los fieles seguidores del tano. Pudimos disfrutar de verlo con las manos en la cocina. En este sentido, nos tentó probar la "Piadina romagnola", una especia de tortilla mexicana con bresaola (peceto curado), queso brie y rúcula. Un sabor muy nuestro.















Y ya que "comer rico hace bien", por qué no decir que "tomar rico hace bien". A esta altura la sed nos estaba matando. Decidimos volver a deleitar nuestro paladar (tal como en la edición pasada) con una refrescante "Marandinada" en Julep.










Luego nos pegó de lleno probar los "Langostinos salteados con verdeo", una creación de Gipponi-Rastellino. Manjar es poco... adoro los langostinos.








Muy próximo a este puesto, encontramos una cara nueva de la tele que este año hizo furor en Telefé con MasterChef: el francés Christophe Krywonis.





Y los food trucks... en acción






Y llegamos a Möoi a saborear el exquisito "Salmón estilo Möoi" (salmón apanado en mix de semillas energéticas con mis de vegetales asados y reducción de soja). Sin duda, el plato más delicioso de nuestra visita. Nos animamos también a comenzar con lo dulce; en este caso pedimos un "Shot de frutas asadas con especias de oriente y crumble integral". Tan pero tan postre magistral, que no quisimos irnos de la feria sin repetir.  






En la feria encontrábamos también otras opciones dulces: desde frutas frescas hasta creaciones de pastelería






Y aunque el cuerpo ya no nos daba, quisimos probar la mejor de todas las tortas por elección personal: "Torta Rogel", esta vez de la cocina de Maru Botana.





Y por supuesto, infaltables las verduras orgánicas, delis, y simpática vajilla 










 ~ Delicias que inspiran ~







2 comentarios

  1. Que lindo! Yo este año me lo perdí.. pero está buenisimo lo que podes probar, es una bonita feria.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si !!! Lo más interesante de todo es que podés degustar en un mismo lugar, creaciones culinarias de grandes chefs. A esperar entonces la del 2015 ;) Gracias por pasar.

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.
© Buena Vida
Maira Gall