Maschwitz: movida cultural, deco y gourmet

Una combinación de Far West y conventillo boquense da origen a una atractiva propuesta a poco más de 40 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.
Se trata del Mercado de Maschwitz, un lugar de ensueño donde los diseños de autor conviven con el deco, lo artístico y lo gastronómico.



Construido íntegramente con materiales reciclados a pura chapa, molduras y herrajes de demolición, el Mercado de Maschwitz reúne varios locales de decoración y una oferta gastronómica muy tentadora enmarcado por añejos árboles. En la planta baja, que se transita por una calle de gruesos adoquines, se reúnen mayoritariamente los restaurantes y tiendas de venta de productos orgánicos.








La verdulería "Del tomate" contribuye a esa cosa dle pueblo, en la entrada del paseo, con sus cajones llenos de coloridas frutas y verduras, y donde se abastecen vecinos y visitantes.







También se suman a esta buena vida talleres que promueven la creatividad y la cultura. Por ejemplo, el artista plástico Milo Lockett tiene su pequeño taller en el medio del mercado de Maschwitz. Allí expone y vende sus obras. (Ver los cuadros de Milo alegran el alma...). Un dato: el domingo 21 de septiembre a las 15 horas, Milo Locket pinta en vivo.






A estas propuestas le sumamos pintorescos locales donde se venden antiguedades, muebles reciclados y productos de decoración. Allí, Portobello Design, un homónimo del famoso mercado inglés que no tiene nada que envidiar al original, con maderas recicladas, arañas de bronce, cartelería enlozada y diversas lámpara como la Tiffany, que capturó mi atención cuando visité el mercado de noche.









En la planta alta -desde donde se obtienen hermosas vistas del paseo- hay locales de diseño, con percheros colmados de ropa, zapatos de autor, y también hilados y coloridos tejidos. Otros ofrecen masajes, servicios d epeluquería, muebles de autor, deco, antigüedades..

.











Los fines de semana, especialmente los meses de primavera y verano, Mercado de Maschwitz cobra más movimiento de noche, con grupos de música en vivo, que cultivan jazz, blues, chill out ... a tono con el gusto de los comensales.
Una propuesta distendida con un estilo amable, y que respeta los tiempos de la tierra y la gente; un paseo ideal para el fin de semana con diferentes opciones en un sólo lugar.













~ Lugares que inspiran ~






Cómo llegar:
Ingeniero Maschwitz está a casi 50 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, por la Panamericana ramal Escobar (ruta 9).  La dirección exacta: Mendoza 1731.


No hay comentarios.

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.
© Buena Vida
Maira Gall