New York City ~ In my eyes

He visitado Nueva York dos veces,  y estoy pensando cuándo regresar. Hay tanto para ver en esta vertiginosa ciudad que siempre la visita resulta breve, aunque no lo sea. Sus impresionantes edificios, sus asombrosos barrios como Chelsea, Soho, Greenwich Village..., sus rincones más curiosos. En cada época del año siempre con algo para sorprender...
En mi última visita (marzo de 2014) pude registrar imágenes de una Nueva York invernal que quedarán en mi retina para siempre.





Desde la ventana de mi hotel. A pesar de haberme asignado una habitación interna, la vista panorámica que ofrecía la ventana de mi cuarto era impactante, tanto de día como de noche.





Empire State. Cuando se habla de Nueva York una de las primeras cosas que se nos viene na la cabeza es el emplemático Empire State, que supo ser el edificio más alto del mundo hasta 1972. Desde cualquier puento de la ciudad puede observarse fácilmente su figura.





Rockefeller Center. Es un complejo de 19 edificios situado en pleno centro de Manhattan y en donde el rascacielos General Electric de estilo art decó forma su pieza principal. A sus pies, la pista de patinaje sobre hielo más famosa de esta ciudad estadounidense.








Atlas. Justo enfrente de la catedral de San Patricio, en la Quinta Avenida, podemos encontrar esta impresionante cultura de dos toneladas que representa a Atlas, personaje de la mitología griega. Es la escultura más  grande y, quizás, la más característica junto con la figura de Prometeo (la escultura dorada situada sobre frente a la pista de patinaje) del complejo Rockefeller Center.




Puente de Brooklyn. Una de las experiencias más fascinantes de Nueva York es cruzar caminando el Puente de Brooklyn. Este agradable paseo te desconecta un poco del frenético ritmo de la ciudad. 









MOMA. El Museo de Arte Moderno es el escaparate por excelencia del arte moderno. Estamos ante uno de los museos más importantes no sólo de Estados Unidos, sino del mundo entero. En él se encuentran expuestas obras famosas de Picasso, Van Gogh, Mondrian y Dalí, entre otros. 






Chimeneas extractoras de vapor de los edificios. Están plantadas en medio de la Avenida como si nada y forman parte del paisaje urbano de Manhattan.




Dumbo. Este delicioso barrio en Brooklyn invita a recorrer sus pintorescas callecitas de manera relajada y con un toque vintage.











Grand Central Terminal. Es uno de los patrimonios históricos de Nueva York, además de una de sus principales terminales de transporte donde convergen las lineas de metro y ferrocarril. La parte más llamativa de la terminal es, sin duda, su hall que mide 84 metros de largo por 37 de ancho y 38 de alto. Lo más sorprendente de la sala son sus techos y la decoración en general, con sus grandes placas de mármol rosa de Tennessee.







Chrysler Buiding. Para mí, es el edificio más bonito de la ciudad. La cúpula es el detalle característico; el Chrysler deslumbra cuando el sol ilumina su cúpula y se dibuja insinuante en la noche con la luz que atraviesa las ranuras para así proyectar hacia afuera de su estructura el valor de su impecable y audaz Art Decó. 




Subway. Subirse al metro en la ciudad de Nueva York es una de las experiencias más gratificantes del viaje. aunque no es tan facil manejarse porque colores, letras y números se entremezclan. 







9/11 Memorial. Un recorrido muy emotivo teneindo en cuenta que la última vez que había visitado Nueva York, había accedido a una de las terraza de las Torres Gemelas. En Ground Zero, convertido en 9/11 Memorial Plaza, su atracción principal son las dos fuentes de granito negro de 9 metros de altura que ocupan los cimientos de las Torres Gemelas y que consiguen dejar los sentimientos a flor de piel. El lugar ha sido diseñado para recordar a las víctimas de los atentados de Nueva York.












Por la zona se están construyendo las dos torres que conformarán el nuevo World Trade Center. One es el nombre del rascacielos a punto de inaugurarse y se convierte así en la torre más alta del país. Su exterior está completamente cubierto de vidrios espejados, por lo que los días de sol se pueden percibir sus reflejos en las pequeñas callecitas del distrito financiero.







Chambers Street y el Edificio Municipal de Manhattan. Aquí, el alcalde de Nueva York tiene sus oficinas. Su arquitectura se asemeja a la romana clásica; el Arco de Constantino es la inspiración para el diseño del arco central, que es lo suficientemente grande para el tráfico de automóviles.




Chinatown, Little Italy y Soho. A estos barrios se los puede recorrer uno por uno ya que están situados uno al lado del otro. Sin embargo, cada uno conserva su propio estilo, aunque el barrio de los italianos ha quedado reducido prácticamente a una calle mientras Chinatown se expande cada vez más.


















Por su parte, el Soho es la zona de moda y alternativa de Manhattan. aquí lo mejor es dejarse llevar y perderse en sus calles; entrar a originales tiendas y disfrutar del ambiente.







Dean & Deluca. Cerca de Soho, un enorme local de esta cadena de mercados con productos delicatessen que merecerá un propio post.







Central Park: del bullicio a la tranquilidad. Es el gran pulmón de la ciudad. Los newyorkinos se sienten orgullosos de este lugar y no es para menos. El central Park está lleno de espacios para disfrutar de mil maneras un día al aire libre.





Caminando por el Central Park, uno se  encontrará  con una pequeña multitud alrededor de un punto de asfalto; un círculo que concentra las miradas de todos y que ha sido retratado miles de veces: el Memorial Strawberry Fields.




Lincoln Center. Subiendo unas renovadas escalinatas se puede acceder al Lincoln Center, un complejo donde disfrutar de diferentes expresiones artísticas de prestigio. Todo el año hay alguna obra, ya sea  un ballet, una ópera, una función de teatro o un concierto de jazz.




Times Square. Imposible no dar un vueltín por la zona más ruidosa de Manhattan, donde el bullicio y las luminarias son los protagonistas. Es un centro neurálgico que se ha convertido en uno de los símbolos más conocidos de la ciudad. Con tanta luz y ruido imposible no sentirse minúsculo y a la vez emocionado. Vale la pena entonces, sólo por un ratito, sentarse en las gradas y disfrutar del inmenso escenario publicitario.











Flatiron. Aunque Nueva York cuente con diferentes rascacielos que forman parte del imaginario común, el Flatiron Building es un edificio tremendamente atractivo por su peculiar y original diseño.




Clarke`s Standard promete las más deliciosas hamburguesas 100% Angus 




Lo que dejó el invierno en el Central Park. Este año, la ciudad de Nueva York ha tenido una de las mayores nevadas de los últimos tiempos. La ola de frío ha dejado algunas huellas a pocos días del inicio de la primavera.







Además, el Central Park ofrece vistas espectaculares de las construcciones que lo rodean.









Top of the Rock es uno de los miradores más impresionantes de Nueva York, pues ofrece unas vistas únicas que sorprenden a cualquiera.











Biblioteca Pública. En medio de los rascacielos y de las ruidosas calles de Midtown Manhattan se encuentra uno de los mejores refugios de la ciudad: la Biblioteca Pública de Nueva York, un oasis de tranquilidad en medio de la jungla urbana.








High Line. Este parque ha sido construido recientemente sobre las antiguas vías de un tren. La comunidad ayuda a su mantenimiento y es genial para descansar y desconectar un rato. Además, resulta sumamente agradable recorrer caminado de norte a sur por Chelsea y admirar las vistas desde una altura considerable sus pintorescas callecitas. 















Chelsea, Greenwich Village y Gramercy mantienen su estilo y su encanto en Midtown.















La Estatua de la Libertad es el símbolo más famoso de esta ciudad. Nada más observar su silueta desde el agua.





Y nada mejor para celebrar este paso por Nueva York que tomarse una "selfie" en esta encantadora ciudad.










Un momento ~ Un lugar




8 comentarios

  1. Espectaculares imagenes y hermoso el relato. Muy recomendable Nueva York en primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Si... queda pendiente un regreso a NY en primavera

      Eliminar
  2. Tus imágenes me trasportan hasta este lugar increible, como lo es Nueva York. Genial relato.

    ResponderEliminar
  3. Un viaje increíble con tus imágenes. Simplemente eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que haya gustado el post

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.
© Buena Vida
Maira Gall